Pollo al curry

Con curry, difícilmente las comidas queden feas. Esta receta es medio un invento, no es ninguna ciencia, pero es muy rica.

Porciones: 
4
Ingredientes: 
  • 4 pechugas de pollo deshuesadas
  • 2 a 3 cebollas (depende del tamaño)
  • 2 dientes de ajo
  • curry a gusto
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva
Preparación: 

Saltear la cebolla con el aceite de oliva en una sartén grande, donde se realizará toda la cocción.

Cuando la cebolla se empieza a poner transparente, echar el ajo y saltear un poco más.

Luego agregar las pechugas trozadas (mientras mas chicos los trozos mas rápida será la cocción) y empezar a sazonar agregando sal, pimienta y el curry.

La cantidad de curry es realmente a gusto, pero que no sea poco, en lo personal, mientras más, mejor :). Se puede ir agregando mientras se va cocinando y probando. El curry da mucho sabor, olor y color a la comida y quedará deliciosa.

A tener en cuenta:
El tiempo de cocción es importante. El pollo estará cocinado bastante rápido, en 20 a 30 minutos, dependiendo del tamaño de los trozos, pero lo mejor es hacerlo con cocción lenta. El pollo queda súper tierno y mucho mucho más rico. Para que salga perfecto, una vez hecha la preparación y cuando el pollo está un poco dorado, agregar agua y tapar.

¿Cuánto tiempo? Lo ideal serían unas 3 horas a fuego muy muy bajo. Si tienen una olla de hierro gruesa, mejor, lo ponen en la hornalla más chica con el fuego al mínimo, y lo dejan ahí. Cada tanto hay que revisar que no se evapore el agua porque aunque está tapada, el agua se va evaporando y el pollo se puede quemar. Por lo tanto si al revisar y probar, lo quieren dejar más tiempo y casi se acabó el agua, simplemente agregar más agua y volver a tapar.

Se podrá reemplazar el pollo por lomo, o un mix con otras cosas!


Productos sugeridos