Pollo a la sal

La receta es de mi madre (cuenta Ari), y por lo tanto también lo es la historia detrás. Estaba ella de luna de miel en Pinamar y charlando con otra pareja le comentan sobre esta forma de hacer el pollo, sencillísima y que mi mamá no conocía. Tras el relato, el esposo de la otra pareja le dice a mi papá: "cagaste, vas a comer pollo a la sal todos los días" :). Es muy rica y sencilla.

Porciones: 
Un cuarto de pollo por persona aprox.
Ingredientes: 
  • Cuartos de pollo, pechuga o pata y muslo, a gusto.
  • Sal gruesa (atentos con la marina, muy rica y buena)
  • Papas o vegetales para acompañar
Preparación: 

Colocar un colchón de sal gruesa de unos 3 cm en una asadera del tamaño acorde para los cuartos.

Colocar los cuartos de pollo encima, el lado de la piel primero y llevarlos al horno bien caliente.

Dejarlos cocinar durante una media hora y cuando está dorado, se lo da vuelta. La cocción total es de aproximadamente una hora.

Es super simple, liviano porque la sal absorbe toda la grasa y para nada salado, solo lo justo. La piel queda deliciosa, aunque no ayuda mucho al colesterol (así dicen).

La papa y los vegetales se pueden hacer al horno, en otra asadera, y son un excelente acompañamiento así como también un chutney de mango. Servir rociando con una salsa agripicante como la de Julieta Lopez May.


Productos sugeridos