Risotto al funghi

Un plato que siempre gusta, que no falla. Si vas a tener invitados o simplemente tenés ganas de comer algo rico, te lo recomendamos.

Porciones: 
4 personas
Ingredientes: 
  • 2 cubitos de gallina
  • 125 gr de manteca
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla morada, picada bien chiquita
  • 150 gr de champignones frescos
  • 50gr de Hongos secos
  • 1 1/2 diente de ajo, picado bien chiquito
  • 300 gr de arroz arborio (el tipo para risotto es un grano mas corto)
  • 100 gr de queso parmesano
  • 100 cc de crema de leche
  • 1 cuacharada de aceite
  • unas ramas de perejil
Preparación: 

Preparar el caldo de gallina: se pone un litro de agua hirviendo y dos cubitos de gallina hasta que se disuelven por completo.

Cortar el ajo bien chiquito.

Tomar una olla y ponerla en el fuego. Poner en la olla la manteca y una vez que este derretida poner la cebolla hasta que se ponga levemente transparente. Luego agregamos el ajo, dejamos que se ponga un poco transparente.

Poner los hongos secos en remojo en el caldo hasta que estén tiernos y puedan cortarse.

Cortar los champignones frescos en rodajas.

Agregar los hongos secos remojados a la sartén y la mitad de los hongos frescos. Dejar que se doren levemente, agregar sal y pimienta.

Agregar el arroz a la olla y remover con cuchara de madera hasta que queda levemente translucido. Dejar que se haga una base que cubra todo el fondo de la olla.

Agregar de a poco el caldo de gallina. La idea de hacer esto de a poco es que si echamos mucho liquido de una sola vez le bajamos mucho la temperatura a la cocción y por ende afectamos los tiempos y el proceso de la misma. Entonces de a poco y revolviendo, vamos agregando todo el liquido.

Dejar que el arroz se cocine, sin volver a revolver, usualmente toma unos 20 minutos, pero es cuestión de probarlo, debe estar tierno pero no deshecho.

En otra sartén, colocar el aceite y 1/2 diente de ajo y dorar los restantes hongos frescos, agregar sal y pimienta y un poco de perejil.

Poner en forma de hilo (es decir, volcándode a poco y en forma constante) la mitad de la crema. La idea de ponerla de a poco es ir levantando el pegote de la sartén que es donde se guarda el sabor. Reservar para poner sobre el risotto a ultimo momento antes de servir.

Una vez que el arroz esta hecho agregar la crema y los hongos restantes. Mezclar una sola vez, la textura debería ser cremosa.

Servir en los platos y una vez ahí agregar un poco de queso parmesano.


Productos sugeridos