Qué comemos?

Hablando con muchos amigos sobre VeryDeli, nos vimos explicando el por qué todos nuestros productos son analizados y elegidos cuidadosamente para formar parte de nuestro stock. El proceso puede empezar al conocer el productor, al ver el producto en una góndola, al degustarlo en una expo o en algún evento o reunión donde encontramos algo delicioso y original.

Leemos las etiquetas! Por qué? Porque así nos aseguramos que no haya ningún ingrediente químico presente. Tenemos como excepciones algunos ácidos, bicarbonato, pectina cítrica y stevia que son aceptados por las normas orgánicas locales e internacionales. Entonces contactamos al productor o la empresa y tratamos de conocer más del emprendimiento, saber la historia que hay detrás de esos sabores y el por qué eligen producir de esta forma y si todo va bien... listo! ya son productos VeryDeli.

Nosotros mismos al crear esta página nos embarcamos en un viaje para conocer más acerca de lo natural, lo orgánico, los productos Sin TACC o libres de gluten, lo vegano, lo vegetariano, los tiempos de conservación, los productores, las certificadoras, los registros oficiales de productos, las esencias, los aditivos y los conservantes.

Paralelamente fuimos aplicando lo que aprendimos a nuestro día a día:

  • Empezamos a comprar entre otras cosas frutas, verduras, leche y yogurt orgánicos.
  • Leemos cada etiqueta
  • Hicimos algunos cambios: cambiamos el café en frasco por un molinillo y granos que cada mañana perfuman nuestro desayuno, cambiamos los sobres con preparaciones mágicas que terminan convirtiéndose en salsas, y demás, por más tiempo en la cocina pelando, cortando y mezclando, experimentando con los sabores, y por último cambiamos las gaseosas por el sodero que nos visita cada martes.

Aún hay mucho para hacer: consumir menos de lo que no necesitamos, reciclar la basura, usar más la bici, abandonar ciertas tentaciones en lo que comemos y la lista sigue...

El otro día escuché en la radio: un pan casero tiene 3 ingredientes: harina, agua y levadura (y a veces un toque de sal). En uno de los panes lacteados que hay en el supermercado conté 21. Por eso esta es nuestra invitación hacia ustedes: lean las etiquetas y sepan qué consumen, todos los productos registrados tienen la obligación de especificar cada uno de sus ingredientes y están ahí para que los leamos. Empecemos a alimentarnos mejor!