Qué es un Chutney?

Si bien el chutney es muy conocido como condimento originario de la India, el concepto se extendió a todo el mundo y mutó para adaptarse a las necesidades locales, como sucede con la mayoría de los alimentos. El término chutney proviene de chatni, del este de la India, que significa “muy condimentado” y se describe como un condimento que suele estar compuesto por una mezcla de fruta cortada, vinagre, especias y azúcar cocinados hasta obtener una pasta con trozos de fruta. La mayoría de los chutneys son picantes, pero es fácil ajustar lo picante y tornarlos especiados.

Existen cientos, si no miles de combinaciones posibles de ingredientes para preparar un chutney. La mayoría de los chutneys poseen una base de fruta, pero también pueden emplearse numerosas verduras no dulces. Una vez entendido el concepto básico, se puede experimentar con cualquier tipo de fruta y/o verdura. Es recomendable usar frutas firmes, no maduras, como mangos, bananas, duraznos, manzanas, ananás, pelones y damascos verdes. Los tomates no maduros o firmes, zapallos también son buenos candidatos. Las frutas tiernas con sabores delicados como los arándanos y otras, se reducen a una mermelada más suave, después de la cocción, y le dan un toque especial a cualquier pasta de buenas intenciones. Las frutas desecadas se dan muy bien en los chutneys, dado que retienen su textura y, al mismo tiempo, aportan un sabor agrio, compensado por el azúcar y las especias.

El chutney y el relish suelen usarse indistintamente como términos que denotan un condimento. La confusión es entendible. Los chutneys pueden ser salados y los relishes pueden ser dulces. En general, los chutneys tienen la consistencia de una pasta untable con trozos, muy similar a una mermelada, mientras que los relishes apenas se cocinan, usan menos o nada de azúcar, y son más crujientes al masticarlos.

Ahora solo queda probarlos!


Productos sugeridos