Sobre dulces, mermeladas y confituras

El mercado de mermeladas, dulces, confituras y jaleas es realmente enorme y sigue creciendo. Las opciones son muchísimas, y cada vez más hay pequeños productores que se animan a elaborar este tipo de productos, y por qué no, uno puede intentar su propia versión en casa, como lo hace mi mamá con los higos de producción propia.

El frasco que compramos lleva el nombre de *Dulce de... Confitura de... Mermelada de... o Jalea de... * pero no todos los productores manejan la misma información y luego de una pequeña investigación, pudimos comprobar que no hay una acuerdo general.

En cuanto a la consistencia de la materia prima (la fruta) y cantidad de azúcar presente en cada variedad, podemos tomar la siguiente diferenciación como referencia:

Las mermeladas se preparan con trozos de frutas trituradas, a las que se les incorpora el 50% de azúcar. Es decir hablamos de un 50% de fruta y un 50% de azúcar.

Los dulces son preparados con trozos de fruta grandes, a las que se les incorpora de un 50% a un 75% de azúcar y se cocina revolviendo suavemente para no romper los trozos de fruta.

Las confituras se hacen con trozos pequeños de fruta, y se incorpora desde un 35% a un 50% de azúcar. Es la versión light de las mermeladas.

Las jaleas se obtienen al hervir el jugo de frutas ricas en pectina, o en gelatina para aquellas frutas que naturalmente no tienen tanta pectina. La pectina es una sustancia presente en la piel y semillas de las frutas, que es la que permite la textura gelatinosa de los productos. Las jaleas no contienen nada de pulpa ya que debe colarse luego de cocinadas.

Además, hay otros secretos para poder elegir mejor lo que consumimos. Ahí van algunos consejos:

  • El tip del que nosotros somos grandes defensores es la no utilización de conservantes innecesarios ya que el azúcar es un conservante natural. Tampoco deberíamos consumir dulces o mermeladas con aditivos como saborizantes artificiales que se suman cambiando el sabor de la fruta; éstos son utilizados a menudo cuando se acelera el proceso de maduración de la fruta, o se extrae del árbol inmadura.
  • La fruta debe extraerse madura, en el punto justo donde el sabor natural está en su máxima expresión.
  • Debe utilizarse azúcar de buena calidad. Si es orgánico mejor, pero si no… cómo sabremos que sea un buen azúcar? No es tan fácil, pero una buena referencia muchas veces es el precio. Si la mermelada tiene un valor muy bajo, es muy posible que se hayan utilizado en su elaboración materia prima de bajo valor también.

Productos sugeridos