Transgénicos? Qué es eso?

El término "transgénico" lo escuchamos cotidianamente, sobretodo asociado a los cultivos de soja y maiz.

Si vamos a alguna definición, wikipedia dice: "Los alimentos transgénicos son aquellos que han sido producidos a partir de un organismo modificado mediante ingeniería genética y se le han incorporado genes de otro organismo para producir las características deseadas."

Entonces tratemos de entenderlo haciendo un poco de historia: uno de los principales enemigos históricos de los cultivos han sido las plagas: los insectos y gusanos. Aparecen así herbicidas naturales y luego del tipo químico, y van surgiendo grandes corporaciones internacionales que se transformaron en proveedoras de estos plaguicidas. Lo que sucedió es que las dosis elevadas de los mismos empezaron a afectar a los cultivos, ya que las semillas naturales no estaban preparadas para generar plantas y soportar estos venenos al mismo tiempo. Para buscar una solución, estas mismas empresas deciden desarrollar lo que conocemos hoy como semillas transgénicas: semillas modificadas en su ADN tal que resistan las plagas por si mismas sin necesidad de emplear pesticidas durante su crecimiento.

Hasta ahí parecería que vamos por un buen camino, empleamos menos herbicidas, y ganamos la batalla a los pequeños bichitos que destruían plantaciones enteras. Pero de qué se trata esta modificación en el ADN? A costa de qué se "ganaría" esta batalla? Nuestros amigos de La Esquina de las Flores, en su página web nos cuentan algunos ejemplos:

"A la semilla de Soja tradicional se le habría agregado un extracto de ADN, o cadena genética de una flor (petunia), un virus y una bacteria (Argrobacterium Tumefaciens) parásito que ocasiona cáncer en las plantas. El material genético de este parásito produce, con la ayuda de un así llamado promotor, el virus mosaico del coliflor, una proteína en la soja que nunca antes ha sido parte de la dieta humana y, en efecto, el agricultor puede ver ahora su nueva soja transgénica quedar intacta mientras la hierba indeseada cae exterminada por el químico.

Al igual que con esta semilla de soja, el mercado cuenta con un maíz tóxico para los gusanos que han sido su peste tradicional, variedades de tomate (larga vida) que han recibido genes de pez para prolongar su vida en las góndolas de los supermercados y remolachas que han recibido el anticongelante de otro pez, lo que les permitiría resistir las bajas temperaturas de zonas frías."

Existen estudios que señalan que el consumo de alimentos transgénicos producen daños en la salud, fertilidad y en el medio ambiente (debido a la contaminación por polinización). Sumemos a esto el impacto social y económico que se produce en el ámbito agrícola: unas pocas empresas tienen el control absoluto del mercado de semillas, ya que están patentadas y algunas son estériles; es decir que tras la cosecha hay que volver a comprarle la semilla a la misma empresa.

El cultivo de alimentos transgénicos está prohibido en diez países de la Unión Europea: Francia, Alemania, Austria, Grecia, Luxemburgo, Irlanda, Polonia, Hungría, Italia y Bulgaria. Hace poco, en México prohibieron el cultivo de maíz transgénico.

Estas leyes no son caprichosas, y tenemos que estar atentos y ser inteligentes en las decisiones que tomamos al consumir algo, nosotros y nuestra familia.

Esperemos la temporada de tomates, y disfrutemos el auténtico sabor de los mismos, los meses que dure, y no consumamos un tomate con gusto a pescado, porque realmente creo que no es necesario, no está bien, no puede ser bueno.