Panelle de harina de garbanzos, con tomillo y pimienta

Una receta de cocina y letras de Marisa Bergamasco.

El término panelle, en italiano, refiere a una clase de aperitivo callejero, típico de la gastronomía siciliana, especialmente de la ciudad de Palermo.

Elaborados con harina de garbanzo, agua, sal y aceite de oliva, constituyen una salida rápida, económica y muy fácil de preparar a la hora de decidir un almuerzo, un snack o un plato de entrada. Suelen servirse muy tiernas, entre dos panes, con un poco de sal y bastante jugo de limón, y comúnmente están condimentadas con semillas de hinojo o perejil picado. Las panelle se cuecen en aceite, fritas; la propuesta de cocinayletras es la de una cocción al horno, a fuego fuerte, con apenas aceite de oliva en el fondo de la placa y con tomillo.

Sirva las panelle con un chorrito de jugo de limón, un toque extra de pimienta y unas semillas de sésamo tostado. Si en vez de aperitivo las incluye en un almuerzo o plato de entrada, prepare unos puerros caramelizados, una ensalada de estación o unas verduras al horno.

La harina de garbanzos es alta en contenido de proteína, fibra y hierro, gluten free, cereal free y con un bajo índice glucémico.

Porciones: 
2 a 3 porciones
Ingredientes: 
Preparación: 

Verter el agua y el aceite de oliva en una cacerola. Incorporar la harina de garbanzos y revolver bien hasta que no queden grumos.

Llevar a fuego medio, revolviendo siempre, hasta que espese.

Condimentar con sal y pimienta a gusto, agregar el tomillo y mezclar bien.

Extender sobre una placa y estirar con la ayuda de un palo de amasar y papel manteca para evitar que se pegue. Dejar enfriar.

Una vez frío cortar con corta pastas redondo o utilizar un cuchillo y practicar cortes rectos formando cuadrados o rectángulos.

Llevar a horno a fuego fuerte, en una placa previamente untada con aceite de oliva y cocinar 3-4 minutos por lado, hasta que se vean dorados.

Si no los come todos guárdelos en un recipiente con tapa hermética en la heladera y caliéntelos a fuego fuerte durante 2-3 minutos antes de consumir.