Polenta asada perfumada al laurel con verduras de la huerta + emulsión de hierbas y chile

Una receta de cocina y letras de Marisa Bergamasco.

Un ingrediente dócil como la polenta permite –no sólo– la elaboración de platos sustanciosos, sino también la de otros más frescos, livianos e igualmente ricos, como esta receta.

Este plato puede prepararse en porciones pequeñas, con tomates del tipo perita y zapallos zucchini. Corte la polenta del tamaño del tomate y del zucchini y arme el plato como se indica en la receta, sirviendo 2 o 3 porciones por persona.

Ingredientes: 

Para la emulsión de hierbas y chile:

  • 1 rama mediana de apio
  • ½ taza de hojas de albahaca
  • 1 rodaja fina de chile picante
  • unas hojas de perejil fresco
  • ¼ cdta. de sal marina
  • ½ cda. de jugo de limón
  • 70 ml de aceite de oliva Aceite de Oliva Orgánico Lecumberri
Preparación: 

Para la polenta:

Llevar a fuego fuerte en una cacerola el agua y la hoja de laurel. Cuando hierva añadir la sal marina y el aceite de oliva. Mezclar bien y bajar el fuego a mínimo. Dejar por un minutos o dos hasta que el agua tome el sabor del laurel. Retirar la hoja. Añadir la polenta en forma de lluvia, revolviendo enérgicamente para evitar que se formen grumos. Cocinar por un minuto y retirar del fuego. Esparcir en una placa previamente aceitada. Distribuir de manera uniforme y dejar enfriar.

Mientras tanto cortar el (o los) tomates y el (o los) zapallitos en rodajas del mismo grosor (similar también a la altura que le ha dado a su polenta).

Dorar en el horno las rodajas de zapallito y las de polenta, lado y lado, en una asadera a fuego fuerte, con un chorrito de aceite de oliva. Retirar del fuego y reservar. Cortar el pepino en finas láminas y macerar durante una hora con sal marina. Esto le quitará el sabor amargo y lo dejará con una textura mucho más tierna. Lavar bien para retirar el exceso de sal y reservar.

Para la emulsión de hierbas y chile: Procesar el apio, la albahaca, el perejil y el chile con el jugo de limón y la sal marina.

Añadir el aceite de oliva y procesar por unos segundos más hasta amalgamar la preparación. Rectificar sal o el tono picante agregando más sal o chile si fuera necesario.

Para el armado: Cortar la polenta del tamaño del tomate y del zapallito. Disponer una rodaja de polenta, luego una de tomate y finalizar con el zapallito, salpimentando a gusto después de cada adición. Servir con ensalada de pepino y la emulsión de hierbas y chile.